El Trabajo Más Duro

El Trabajo Más Duro - La Brújula

Nadie ha probado todos los posibles trabajos que existen o han existido para afirmar con rotundidad que el suyo es “el trabajo más duro”. Está claro que hay candidatos más aventajados que otros. Y también hay trabajos que difícilmente podrían alcanzar este dudoso pódium. Pero, entre un extremo y otro, no es chollo todo lo que reluce.

Decía la narradora de la novela Matar a un Ruiseñor:

“Nunca conoces realmente a una persona hasta que no has llevado sus zapatos y has caminado con ellos”.

Es una frase ejemplar, que me repito a menudo. Es muy sencillo, e incluso tentador, opinar sobre las supuestamente mullidas vidas ajenas. Por eso hoy quiero hablar de una parte importante de la vida: del trabajo. En realidad, quiero hablar del trabajo de “los otros”, de su dureza, pero de la dureza que no apreciamos desde nuestra esquina del ring. El trabajo, como tantos otros aspectos de la vida, se asemeja a un iceberg del que sólo alcanzamos a ver la décima parte que asoma en la superficie del agua. Seguir leyendo →