Diferente

La Brújula - Diferencia - Respeto

Laura era una niña de seis años alegre y de mirada sincera. Ni muy alta ni muy baja para su edad, ni muy delgada ni muy gorda. De pelo castaño y ondulado. Le gustaba asistir al colegio, porque allí tenía buenos amigos, y también porque era muy aplicada. Le interesaban las ciencias, la historia, la geografía y los juegos con números. Pero sobre todo, le encantaba pintar, dibujar, hacer manualidades, y en general todo lo relacionado con la creación artística sobre un lienzo o un papel. Eso era lo que se le daba bien.

A Laura algunos quehaceres de su vida le resultaban más difíciles que otros. Como a muchos niños de su edad, le costaba a veces comprender que el tiempo es limitado, que muchos dulces pueden ser demasiados o que, por mucho que lo desees, hay cosas que no suceden “inmediatamente”. En eso, Laura era una niña normal. Seguir leyendo →